El plato de ducha

El plato de ducha

Historia del plato de ducha:

Las primeras duchas eran naturales, como cascadas o pendientes de agua. Los primitivos de tribus antiguas tenían el ritual de sumergirse bajo estas duchas naturales.

El plato de ducha

Los sirvientes egipcios más adelante volcaban jarras de agua fría sobre las cabezas de sus dueños a modo de ducha.

El plato de ducha

Primero los griegos y después los romanos crearon sistemas de riego de agua muy sofisticados para la época. Entornos de relajación como las termas de las que alguna se han hallado restos arqueológicos.

el plato de ducha

A partir del siglo XIV la higiene se convirtió en un hábito principal para ser reconocido por la sociedad. Y eran por todos sabidos los grandes beneficios que aportaba.

En Londres en el siglo XVIII los esclavos cargaban con cubos de agua para sus amos, y los arrojaban en forma de ducha.

Por primera vez en el siglo XIX se diseñé la primera ducha. Exactamente en el año 1850 fueron conectadas a las tuberías de agua los primeros platos de ducha.

A partir del siglo XX se comienza a usar los depósitos de agua caliente, en concreto en el año 1960. Tener una ducha con agua caliente es todo un lujo al alcance de muy pocas personas.

En 1990 todas las personas ya dispondrán de ducha de agua caliente en sus casas. Y desde el 2001 se crean las duchas térmicas o digitales para mayor satisfacción de los usuarios. Y se fabrican platos de ducha de cargas minerales con la última tecnología y diseño y la máxima seguridad para los beneficiarios.

El plato de ducha

Comparte el contenido, comparte futuro
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *